Talento

Talento

Piensa en Colores

En el mundo en que vivimos recoger datos y analizarlos es esencial en la toma de decisiones. En el ámbito de la formación e-learning siempre hemos recogido muchos datos sobre nuestros alumnos: edad, sexo, localización… Pero existen infinidad de datos a los que no hemos prestado la atención necesaria, como cuántos alumnos acceden a un vídeo, cuántos escriben en un foro, cuántos comentan en un chat, etc. Y el análisis de  todos estos datos puede indicarnos cómo se desarrolla el proceso de aprendizaje y los sistemas más adecuados para formar y evaluar a nuestros alumnos.

¿Qué ventajas nos aporta la e-Learning Analytics o analítica del aprendizaje?

Mientras que la analítica empresarial se basa en los datos de los consumidores para encontrar clientes potenciales y personalizar la publicidad, por su parte, la analítica del aprendizaje permite a través del estudio de los datos de los estudiantes, crear mejores pedagogías y conocer de forma más concreta a nuestro alumnado. Nos permite clasificar y diferenciar al alumno que no va a finalizar el curso, porque no está interesado, del alumno que aún no obteniendo buenos resultados quiere realizar el curso y necesita un apoyo extra para terminarlo.

El tutor puede disponer de toda esta información sin necesidad de preguntarle al alumno, pudiendo así actuar de diferente manera según el alumno ante el que se encuentre, tratando de motivar de la manera más adecuada al alumnado. La analítica del aprendizaje proporciona datos muy interesantes para educadores e investigadores y permite descubrir el compromiso de los estudiantes tanto dentro como fuera de clase, así como detectar obstáculos formativos y disminuir las situaciones de abandono. A su vez  permite al tutor  preparar actividades atractivas para el alumnado  y realizarle sugerencias basadas en la predicción de los recursos formativos que pueden resultarles más útiles. Por tanto, permite personalizar el aprendizaje y adaptarlo a cada alumno, mejorando por tanto la experiencia formativa.

schooleducationPNG

Pero no todo van a ser ventajas. ¿Por qué si nos proporciona tantos datos y nos soluciona muchos de nuestros problemas como desarrolladores y docentes de acciones formativas e-learning, en la actualidad las organizaciones no están apostando por recoger todos estos datos? La respuesta es bastante sencilla. Por una parte, tan importante como poder recabar esos datos es poder tratarlos de manera que nos aporten información relevante. De poco nos servirá guardar miles y miles de datos si no disponemos de herramientas eficaces que nos permitan tomar decisiones correctas. En la actualidad muy pocas plataformas LMS tienen implementados módulos de analítica, y no parece haber una hoja de ruta única que establezca qué camino seguir en esta disciplina. Según el último informe Horizont Report, sobre Educación Superior 2014 de NMC, se estima que en un plazo inferior a 3 años podremos ver resultados de las investigaciones que se están realizando y que estos estudios conllevarán cambios en la Educación Superior a posteriori. Por otra parte, las políticas de privacidad de datos son otro de los problemas a los que habrá que dar solución y en el que también se está trabajando.

Queda, por tanto, aún camino por recorrer para que se establezcan las normativas y herramientas que permitan recoger todos los datos que nos proporcionan nuestros alumnos, sin dejar de lado la premisa de proteger la privacidad del estudiante, antes de que estos módulos puedan operar de manera satisfactoria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR