Talento

Talento

Piensa en Colores

Cuando somos niños, los juegos nos permiten representar situaciones reales utilizando la imaginación. Los niños son capaces e construir situaciones imaginarias y vivirlas con igual intensidad a si estas fuesen reales. Les permite crear su propia explicación de qué es y cómo funciona el mundo. Poco a poco, cuando nos vamos haciendo adultos, perdemos esa capacidad de jugar y nos vamos adentrando en una sociedad que pauta qué cosas están bien y qué cosas están mal. Perdemos la capacidad de afrontar situaciones con naturalidad. En ese momento la creatividad toma el papel del juego y se convierte en la vía que nos permite pensar más allá de lo que podemos ver en la sociedad.

Cuando somos niños somos capaces de representar cualquier cosa con total facilidad, sin embargo cuando vamos creciendo los tabús de la sociedad no nos permiten desarrollar nuestras propias capacidades no permitiéndonos ver que todo es posible. ¿Cómo podemos conseguir aprender de manera efectiva siendo ya adultos?  Para aprender debemos fijarnos en tres pilares fundamentales: el tiempo, la motivación y la posibilidad de poner en práctica todo lo aprendido. Dificilmente aprenderemos a montar en bicicleta si a esa tarea le dedicamos 1 hora de un fin de semana. De la misma manera, si no existe una motivación real  para hacerlo, será imposible que aprendamos.

pensamiento

En la formación debemos de ser capaces de lograr que los alumnos se diviertan aprendiendo y que sean capaces de participar en el aula con total libertad. Debemos de romper las estructuras magistrales de las aulas y hacer ver a nuestros alumnos que no todo se aprende repitiendo las cosas que nos enseñan sino que es mucho más útil para el aprendizaje pensar de manera diferente, construir de manera colectiva, aportando cada alumno su opinión y siendo guiado siempre por el docente, que actúa más como un facilitador que como un docente. En eso consiste el aprendizaje colaborativo. Este tipo de aprendizaje busca propiciar espacios en los cuales los alumnos desarrollen sus habilidades individuales y grupales a partir de la discusión entre ellos mismos. Debemos lograr que cada miembro del grupo sea responsable tanto de su aprendizaje como del de los restantes del grupo. Pero para lograr esto necesitamos que el grupo de alumnos se sienta libre para aportar sin tabús. Se hace necesario que nuestro alumnado tenga seguridad, que tenga interés por contribuir,… ¿Cómo podemos conseguirlo? Guiándoles hacia el aprendizaje lúdico, haciéndoles pensar y colaborar mediante dinámicas de juego que resulten amenas y que a la vez les proporcionen la sensación de haber aprendido. ¿Estamos preparados para cambiar nuestra forma de enseñar? ¿Estamos preparados para cambiar nuestra forma de aprender? Estamos ante un importante reto en el ámbito de la formación. De nuestra capacidad para adaptarnos a los cambios dependerán nuestros resultados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR