Talento

Talento

Piensa en Colores

Esta mañana me ha tocado ir a sacar el DNI de mis hijas (1 y 3 años). Como es habitual en estos casos, a la primera no hubo suerte: no valía con el libro de familia, las fotos, el certificado literal de nacimiento, el padrón de los padres y haber pedido cita hace una semana. Resulta que es necesario el padrón de las niñas que, por cierto, a través de internet no es posible obtenerlo. Con lo cual paseo hasta el Ayuntamiento, paseo de vuelta a la policía y, por fin, DNIs.

Pero analizando un poco la situación, se me plantea si la revolución tecnológica de estos últimos años no ha estado bien dirigida y, si al menos, falta la segunda parte.

La segunda parte consiste en que, gracias a internet y a los sistemas informáticos, hemos conseguido acelerar muchos trámites. No fue el caso, pero ahora el padrón me lo puedo imprimir desde casa sin ir al Ayuntamiento. La pregunta es por qué tengo que llevarle yo ese papel que me imprimo en casa a la policía. ¿No sería más lógico que la policía pudiese consultar directamente esos datos? De hecho ¿alguien va utilizar alguna vez para algo ese papel? Un simple servicio web evitaría ese proceso y nos ahorraríamos un trámite. No creo que sea un desarrollo tecnológico muy complejo. El problema está en que nos hemos centrado en conseguir trámites más rápidos, pero a lo mejor no nos hemos parado a pensar que hay trámites que podrían sobrar. Podríamos eliminar muchos papeleos absurdos.

skjghiwer

Esta situación me recuerda un poco a aquella afirmación de Henry Ford que decía que si hace 200 años preguntamos a la gente qué necesitaba, responderían que caballos más rápidos, pero no dirían que necesitaban coches. Pues estamos en la misma haciendo trámites más rápidos, pero no repensando ese modelo.

Y por otro lado, dudo de si una parte de la evolución tecnológica sufrida ha estado bien dirigida: parece que hemos puesto el foco en la tecnología y no en las personas que las usan. La tecnología debe ser un medio, pero no un fin: no tiene valor en sí misma. Las administraciones se han esforzado mucho en que los trámites presenciales se puedan hacer por internet, pero no han pensado tanto en cómo aprovechar los sistemas informáticos para no marear a los usuarios, en cómo interconectar y compartir datos, en optimizar procesos. Hasta ahora han pensado mayoritariamente en ahorrarnos el transporte hasta sus oficinas y la espera de una cola. Se agradece el esfuerzo, pero falta una vuelta de tuerca más.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR